fbpx
+ (888) 349-4769

info@longtermvsg.com

Follow Us

¿Qué es la obesidad? Obesidad congénita y obesidad adquirida

¿Qué es la obesidad? Obesidad congénita y obesidad adquirida

¿Qué es la obesidad? Obesidad congénita y obesidad adquirida

La obesidad es una enfermedad crónica cuyas causas son diversas, o mejor dicho son varios factores los que la pueden originar; como la mayor parte de las enfermedades se puede no sólo prevenir, sino además “Curar.”La obesidad es simplemente la acumulación en demasía, más allá de lo normal de grasa, acompañada de hipertrofia (Crecimiento exagerado) del tejido adiposo en el cuerpo; o sea cuando la grasa corporal, cuya función principal es ser una reserva de energía, para todos los mamíferos, incluyendo al ser humano —se incrementa de tal forma que la salud se pone en riesgo, o incluso la vida. En la mayoría de las personas, el sobrepeso y la obesidad se producen por falta de un equilibrio energético. Para que haya dicho equilibrio, la energía que se obtiene con los alimentos debe ser igual a la que se consume.

Diferencia entre sobrepeso y obesidad

Es importante distinguir sobrepeso y obesidad; una persona obesa tiene sobrepeso, pero una persona con sobrepeso no es necesariamente una persona obesa. La diferencia se determina a  través  de  IMC (Índice de Masa Corporal)  que es una medida que se obtiene combinando la masa y la talla o estatura de un individuo, y se calcula con la siguiente fórmula IMC =  Peso en KG / Talla en m2. Tanto el sobrepeso como la obesidad son predisponentes de enfermedades, obviamente es más grave la obesidad.

Cuando IMC está entre 25 a 30 se dice que hay sobrepeso; de  30 a 35: obesidad  tipo I;  35 a 40: obesidad tipo II, riesgo elevado de enfermedades cardiovasculares; Por encima de 40: obesidad tipo III, también conocida como  obesidad mórbida.

¿Por qué las personas se vuelven obesas?  ¿Es un problema  congénito o es adquirida?

La obesidad y el sobrepeso se genera tanto por causas adquiridas como congénitas; en la época actual parece ser que las primeras han venido adquiriendo mayor relevancia, veamos algunas de esas causas adquiridas y posteriormente los efectos de la herencia.

Causas adquiridas

Antes que nada téngase en cuenta lo ya mencionado,  que el sobrepeso es causado por un desequilibrio energético,  o sea  la energía que se obtiene con la alimentación, que son las calorías, no se consume en su totalidad. La energía que se gasta es la cantidad de calorías que el cuerpo utiliza en toda las funciones  corporales, como respirar, pensar, digerir los alimentos, caminar, hacer ejercicio etc.  Cuando el aporte calórico, o sea lo que comemos, rebasa continuamente el consumo de calorías, se genera el  sobrepeso y la obesidad.

Estilo de vida sedentario: Las personas poco activas tienen más probabilidades de subir de peso porque no queman las calorías que consumen en los alimentos y bebidas.

El entorno y  la cultura que nos rodea:  Las nuevas tecnologías, como los medios de transporte, las de la comunicación, entre otras, estimulan la vida sedentaria o de poca actividad física; otro factor  tiene que ver con la cultura que prevalece en países como EU, donde son muchas las formas de persuadir en el consumo de más alimentos de los necesarios, como es la publicidad, con hermosas imágenes de comida, la gran variedad de nuevos alimentos, o al menos de nuevas presentaciones de las mismas comidas, invitan continuamente a comer más y más. Otro ejemplo de índole cultural es el  hecho de que los niños adoptan los hábitos de sus padres,  un niño de padres con sobrepeso, que consumen alimentos con alto contenido calórico  y además que sean poco activos, seguramente llegará a tener sobrepeso al igual que los padres.

Causas congénitas o hereditarias

La deficiencia congénita de leptina  es una forma de obesidad caracterizada por sobrepeso grave, desde que se es pequeño, e hiperfagia  (Comer mucho más de lo necesario).

Con estudios realizados con gemelos idénticos que se criaron en hogares distintos se ha demostrado que los genes tienen mucha influencia en el peso de una persona, por lo que se puede concluir que  el sobrepeso y la obesidad pueden ser hereditarios. Las  probabilidades de tener sobrepeso son mayores si uno de los padres o ambos tienen sobrepeso u obesidad.

La experiencia cotidiana nos muestra que hay una tendencia familiar hacia la obesidad, casi siempre los hijos de padres obesos tienden a ser obesos  llegando a ser adultos obesos. Tenemos también  los casos en el que un miembro de la familia desde pequeño, con la misma ingesta de los otros miembros de la familia, la cual es adecuada para no generar sobrepeso, es obeso.

Los genes también pueden afectar la cantidad de grasas que se almacena en el cuerpo y los lugares del cuerpo en los que acumula el exceso de grasa.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.